.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
INTRODUCCIÓN
Es innegable que en todo nuestro continente no existen países tan similares como Ecuador, Perú y Bolivia,
tenemos tanto en común que es a veces increíble ver como naciones tan parecidos entre sí sean hoy tres países
diferentes. Los hechos no mienten, tenemos una historia en común, historia que va desde lo milenario hasta lo
actual, historia que solo envuelve a estas tres naciones, nos une además una basta geografía, el Amazonas y la
gran cordillera de los Andes que atravieza Ecuador, Perú y Bolivia nos habla y dice que somos hermanos de
sangre y que ninguna linea fronteriza nos puede separar.

Quizás para muchos esta idea y anhelo suene algo imposible, a lo mejor a muchos les suena hasta utópico, pero
es importante señalar que si esto fuera así, nunca hubieramos tenido intentos por unir estos espacios que jamás
debieron separarse.

Por eso es inevitable mencionar el caso de la CONFEDERACION PERÚ-BOLIVIANA, la cual fue un intento de poder
volver a unir por fin a dos pueblos que JAMÁS nacieron para ser dos naciones distintas, y que lamentablemente
fracasó como proyecto por la culpa de intereses extranjeros como los de Chile, país el cual no veía con buenos
ojos la creación de una gran nación en el norte, ya que esto significaba para ellos un peligro geopolítico, y que
con la ayuda de PERUANOS que por intereses personales y hasta por cuestiones raciales tampoco eran
partidarios de esta unión (Ramón Castilla y Pardo de Aliaga por mencionar algunos) lograron desvanecer la idea
de una gran potencia andina-sudamericana.
Bandera original de la Confederación
Perú - Boliviana
Por lo tanto NO PODEMOS OLVIDAR que hubieron compatriotas que lucharon y dieron sus vidas por este sueño,
personas de las cuales muchos seguro somos decendientes y que derramaron su sangre porque SÍ CREÍAN en
una gran nación, no lo consideraban un imposible y fueron capaces de entregar todo por este idea, la cual fue
frustrada por terceros. Por ellos también es que no podemos dejar pasar este proyecto, por ellos y por todos los
que vendrán, por los futuros peruanos, ecuatorianos y bolivianos que merecen nacer en una patria grande, rica y
poderosa.

Es importante resaltar que la creación de esta nueva gran patria tiene la firme intención de buscar un mejor
futuro, sin ánimos revanchistas, si bien mencionamos que Chile tuvo gran participación en el fracaso de la
Confederación Perú-Boliviana, tampoco podemos pensar en una unión solo con el único propósito de venganza,
eso sería un auto-suicidio, mucho menos con la idea de recuperar territorios que en el caso de Chile se perdieron
en la guerra del Pacífico y que como en toda guerra siempre hay un lado ganador y perdedor. La idea de la unión
debe darse bajo una mentalidad de progreso y de pensar en grande hacia el futuro, así también debe darse en
los términos más pacíficos posibles, la integración no puede ser impuesta.

Por otro lado, sabemos que en el pasado hemos tenido problemas con el Ecuador, pero eso no quiere decir que
tales problemas sean un obstáculo para este anhelo, por el contrario, debería ser una razón de peso para
considerar que la unión resolvería cualquier problema fronterizo del pasado, pues ya no existiría tal frontera.
Ecuador es un país hermano, ¿quién no se ha peleado alguna vez con al algún hermano/a? es parte fundamental
de este proyecto hacer que los hermanos se reintegren a la familia, a la misma NACIÓN.
Sabemos que la actual coyuntura política de nuestros países quizás para muchos no haga propicia la unión en
estos momentos, tal vez porque unos no estén de acuerdo con el actual presidente de Bolivia o con la actual
política del gobierno Ecuatoriano, o quizás ellos no estén de acuerdo con los mismos puntos en el caso peruano.
Es muy común oir decir a muchos que se oponen a esta idea integracionista cosas como "primero soluciones
nuestros problemas y después pensemos en uniones" o "primero que el otro país arregle sus problemas internos,
no queremos cargar con problemas de otros", bueno, bajo este pensamiento podríamos deducir varias cosas,
primero, que si esperamos a que todos solucionen sus problemas podemos imaginar que nos van a salir raícez
por tan larga espera, segundo, no nos imaginamos a los alemanes teniendo este mismo concepto, porque de
haber sido así, hoy seguiríamos teniendo a una República Federal de Alemania y a una República Democrática
Alemana, países los cuales en el momento de su unión tenían bastantes problemas (sobre todo la República
Democrática Alemana) y más aún, conceptos políticos distintos, pero esto no importó, porque ante todo ellos
sabían que eran un mismo pueblo, y que no iban a permitir que terceros vinieran a desunirlos, ellos sí creyeron
en una patria grande, y gracias a esa mentalidad cayó el muro de Berlín.
Es hora de pensar distinto, de pensar en grande, de creer que se puede lograr, y que TODOS podemos poner
nuestro granito de arena para que este proyecto tenga cada vez más fuerza y repercusión. Debemos empezar
desde ahora a crear las bases para esta integración, empezando con nosotros mismos, saber que podemos y
luego impulsar esta creencia a todos nuestros hermanos, en el Ecuador, en el Perú y en Bolivia, para de una vez
por todas ver este sueño hecho realidad.
.
Copyright 2015 Partido Nacionalfederalista Peruano - PNFP
Partido Nacionalfederalista Peruano - PNFP
Página web: www.partidonacionalfederalistaperuano.com
Cusco - Perú
E-mail: nacionalfederalista@hotmail.com